Discutiendo leyes con herramientas TIL: la “Wiki deliberación”

Hace pocos días escuché por primera vez el término “wiki legislación” término que, tal parece, se deriva de entornos hackers donde los usan para denominar el proceso de deliberación y construcción colectiva de decisiones.

En realidad, y en sentido estricto, lo que ocurre en procesos denominados de “wiki legislación” es la articulación de ciudadanas y ciudadanos corresponsables, activados a través de mediación de tecnologías de comunicación habilitadas para ello. Quizás entonces, debemos hablar no tanto de “wiki legislación” sino de “wiki deliberación” pues el proceso que ocurre a través de la consulta pública de leyes, habilitada con mediación de la tecnología disponible, supone un proceso de corrección, generación de aportes, asambleas asíncronas, crítica y deconstrucción de textos legislativos más compatible con elementos de procesos deliberativos, que con procesos de disposición de leyes y otras normativas a través de espacios web editables como los wiki.

Dicho esto, es importante entonces señalar que la mera disposición de normativas en procesos de consulta pública través de herramientas web de edición como los wikis, no garantiza ni el éxito del proceso deliberativo ni mucho menos su impacto. Cierto es que, además, este proceso no pretende, ni mucho menos, sustituir otras formas de debate en la construcción de leyes.

A mi juicio, justo es señalar otros factores que inciden en inmersión ciudadana en procesos como la wiki deliberación y que corresponden al dominio sociopolítico de las prácticas y usos tecnológicos. Un breve examen a las cifras de penetración y uso de internet en Latinoamérica, muestra otros factores adicionales relativos al dominio de la técnica y que dibujan la wiki delliberación adquiriendo un sentido para ciudadanos que:

  • tengan afinidad con los temas propuestos y motivación para explorar y hacer minería de información al respecto,
  • tengan dominio sobre la tecnologia y herramienta utilizada,
  • tengan autonomía funcional e instrumental con lectura y escritura y familiaridad con la construcción colectiva de recursos y propuestas,

Así pues, la motivación, el dominio y la autonomía contribuyen a generar el arraigo observado por las ciudadanas y los ciudadanos en el uso, apropiación y construcción de las herramientas dispuestas para facilitar la deliberación política.

En este contexto, la wiki deliberación es, entonces y como venimos diciendo, apenas un componente más dentro del proceso deliberativo de políticas públicas u otras decisiones colectivas. Apenas un componente entonces, que no aspira ni debiera aspirar a sustituir el devinir propio del proceso deliberativo. En las experiencias de wiki deliberación conocidas en Latinoamérica, pocas por cierto, resulta interesante destacar que el proceso de deliberación se enriquece por su habilitación a través de herramientas web, y que el uso de éstas dinamiza el proceso mismo pues resulta atractivo a ciudadanas y ciudadanos que, en otras circunstancias pudieran declararse como desafectos a reuniones o asambleas con propositos deliberativos.

Existe, por tanto, un proceso sinergético de producción de conocimiento de modo generalmente propositivo en torno a la deliberación que, como venimos diciendo, se enriquece por la introducción de las TIC, puesto que habilita otros espacios para concurrencia de ciudadanas y ciudadanos en actividadesreflexivas asíncronas sobre los temas debatidos.

Ley de Telesalud en Venezuela.

Desde el año 2005 conozco del interés que investigadores apoyados por organismos nacionales como el Ministerio de Ciencia y Tecnología por avanzar en el desarrollo e implementación de soluciones de tecnología de información y comunicación aplicadas a la solución y atención temprana a incidentes de salud en poblaciones inaccesibles de otro modo a un diagnóstico especializado. En esos años, se hablaba con mucha insistencia en acercar servicios sanitarios enlazados a través de telefonía móvil, por ejemplo, de tal forma que un médico local pudiera tener asistencia remota en el diagnóstico y atención sanitaria primaria a un paciente.

Hoy día asistimos a la invitación de la Asamblea Nacional al debate de la llamada “Ley de Telesalud”, debate que es asistido por eventos regionales y locales, y también por un proceso de wiki deliberación.

Debo decir que aunque el debate no me sorprende, hay varias carencias en la redacción del texto que es necesario denunciar. La primera falta en el texto es la declaración explícita que las tecnologías a iplementar en la disposición remota de servicios de salud, será bajo criterios de tecnologías de libres, en concordancia con lo dispuesto por la llamada Ley de Inforgobierno, aprobada en 2013. La Ley evade fijar una posición clara al respecto. Esto es un verdadero problema.

Sin embargo, creo que no resulta un problema menor el que conceptos como “telesalud” (sic) y “telemedicina” (sic) sean explicados casi como sinónimos. Esto supone una segunda carencia del texto propuesta. Más allá de una corrección sintáctica: “telesalud” no es una palabra en castellano por tanto debiera escribirse como dos palabras o una palabra compuesta separada por guión; hay un tema de fondo y es que el texto de la ley no es clara en lo que pretende regular. Atendiendo al registro estricto de lo que una ley es: la regulación formal de situaciones conocidas de orden colectivo, el que el texto no esté claro ni arroje claridad sobre el tema en cuestión, pareciera ser muestra de que no se trata de un tema sensible o, al menos, conocido por la sociedad venezolana y/o el cuerpo legislativo que propone el texto.

Una tercera y última ausencia tiene que ver con la no claridad con respecto al derecho del colectivo a exigir que sus datos no sean utilizados por empresas farmacéuticas, por ejemplo, para investigación y desarrollo de sus productos. Aunque la propuesta de ley es clara en cuanto a la protección de los datos individuales, garantizando el anonimato, quedan algunos huecos relativos a si esos datos, aun sin ser enlazados a identidad alguna, podrán ser entregados a empresas privadas de sector sanitario.

No es objeto de este artículo detallar otras observaciones que he presentado a la propuesta de Ley. Estas pueden observarse desde este enlace. Lo que si considero que debo traer aquí, son algunos problemas que observo en el texto propuesto y el proceso habilitado para su deliberación ciudadana. En especial porque estos problemas tienen que ver con lo que comentamos antes eran factores que hacían relevante al ciudadano la habilitación de espacios de wiki deliberación:

  • Si hablamos la falta de afinidad con el tema propuesto y de motivación para explorar y hacer minería de información al respecto, es no sólo un factor que puede ayudar a comprender el desinterés hacia este proceso deliberativo, pero puede resultar también un punto de atención necesaria para la Comisión Parlamentaria proponente del texto. Como hemos dicho antes, si la población no es sensible a el tema de la telesalud (sic) como problema, su motivación al debate es tendiente a cero. Cabe preguntarse, entonces, si no resulta pertinente dar un paso atrás, reformular la propuesta y presentarla al pueblo cuando exista la necesidad de una regulación sobre el tema porque la motivaciones ciudadanas estén activas y dispuestas a ejercer corresponsablemente la actividad deliberativa.
  • Sin embargo, siendo que hems dicho antes que el proceso de wiki deliberación adquiere sentido en espacios donde las ciudadanas y ciudadanos tienen dominio sobre la tecnologia y herramienta utilizada, para el caso de Venezuela deberíamos asumir que el escaso hábito de los ciudadanos a participar propositivamente a través de wikis o espacios de escritura colaborativa tiene un peso importante en la escasa movilización digital propositiva de voluntades hacia esta propuesta de ley. Si evaluamos la familiaridad con la construcción colectiva de recursos y propuestas, podemos afirmar que es una consecuencia casi natural de lo anterior.

La wiki deliberación, como vemos, no parece resolver el asunto siempre pendiente de pensar en cómo involucrar en procesos de formación de leyes, motivar la corresponsabilidad y garantizar la autonomía de los ciudadanos en ello. Parece entonces que la deliberación política, como ya hemos dicho antes [1], nos remite la necesidad de revisar el proceso de generación de capacidades ciudadanas a los cuales contribuyen los multifactoriales procesos de aprendizaje formal e informal que convergen en la formación de ciudadanos.

————

[1] Palm, F. y Petrizzo, María A. (2010) Ways of Citizen Learning: Political Deliberation on the Internet. en Systems Think and e- Participation: ICT in the governance of society. Pachón-Cordoba, José (ed). United Kingdom: ICI Gobal.

 

¿Qué es lo que Venezuela acordó con Uruguay en Software Libre?

Por un convenio de Software Libre con Uruguay que realmente sea distinto

Ver Fuente Original

Para la comunidad de software libre venezolana, el convenio que el gobierno venezolano firmó en 2007 con la nación uruguaya en materia de tecnologías fue vergonzoso. Tres años antes, años el Presidente Hugo Chávez había firmado el Decreto Presidencial 3.390 para la migración a software libre de toda la plataforma del Estado venezolano, pero el convenio que se firmó con Uruguay lo violaba flagrantemente, pautando la adquisición de licencias de un software propietario llamado “Genexus”, desarrollado por la empresa uruguaya Artech en un convenio por varios millones de dólares. Este software generaba, a partir de diagramas y modelados, el código fuente de las aplicaciones que debía usar nuestro Estado, pero al ser una aplicación propietaria violaba el decreto firmado por el Comandante en Jefe.

El dibujar diagramas en una caja negra y que ésta te genere el código fuente de tus programas definitivamente no es soberanía tecnológica. Peor aún: se desconocía el hecho de que en Venezuela existen suficientes técnicos e ingenieros calificados para el desarrollo de aplicaciones y que nuestro país tiene mucha más experiencia en materia de desarrollo de software libre. Para nada se requería pagar a Uruguay millones de dólares para la compra de un programa que generara código fuente.

Muchos camaradas escribieron decenas de artículos en Aporrea tratando de llamar la atención sobre la situación. Finalmente, el gobierno venezolano decidió reestructurar el acuerdo, pautándose con Uruguay la creación del proyecto Altagracia, una versión de Genexus en software libre. Sin embargo, después de varios años Altagracia se estancó y dejamos de recibir noticias sobre el mismo.

El pasado 7 de mayo, muchos nos preocupamos con un comentario del Presidente Nicolás Maduro, quien indicó que se firmaría un nuevo convenio en materia de software libre con Uruguay. Maduro no dio mayores detalles al respecto, lo cual repercutió en que muchos miembros de la comunidad venezolana de software libre prendieran las alertas.

Afortunadamente, varios camaradas del Ministerio de Ciencia y Tecnología contactaron a las vocerías de varios colectivos de la Comunidad de Software Libre a través del Comité de Tecnologías de Información Libres, organizando una reunión la semana pasada para darles detalles al respecto, siempre indicándonos que la información era verídica pero extraoficial pues ellos no han sido autorizados por el Ministerio como voceros para este tema. Sin embargo, les interesa muchoque vayan conociéndose esta información entre las comunidades para evitar descontentos innecesarios.

Se nos explicó que el convenio con Uruguay es complejo e involucra muchos ministerios, no sólo Ciencia y Tecnología. Se nos insistió en que, en esta ocasión, es Uruguay la que está interesada en los desarrollos que Venezuela posee en software libre, y no al revés. Sin embargo, Venezuela reconoce la experiencia de Uruguay en procesos y metodologías, en áreas como gobierno electrónico e interoperabilidad, y está interesada en conocer su arquitectura y forma de solucionar los problemas, más no las herramientas en especial porque Uruguay utiliza herramientas privativas que no nos interesan.

También se nos informó que hace un año el CNTI ordenó el cierre administrativo de Altagracia. El proyecto se detuvo debido al poco interés de Venezuela en esa tecnología, y además había un problema filosófico de base: nadie estaba obligado a liberar el código fuente que se había trabajado. Para cerrar administrativamente el proyecto tiene que rendirse todo lo que se entregó como anticipo (533 mil dólares), dado que los objetivos del proyecto no se cubrieron. “El proyecto, sin embargo, básicamente se terminó, aunque las pruebas no nos permiten tener un sistema funcional, con lo cual ese sistema no nos sirve para lo que queremos hacer en el país”, se nos dijo. En estos momentos se negocia y discute con Uruguay cómo hacer la devolución, posiblemente a través de servicios o metodologías por parte de Uruguay hacia Venezuela, pero NO con herramientas de software.

Otro tema incluido en el convenio es la certificación de empresas para que puedan ofrecer servicios comerciales con países aliados. Hay interés en conocer esa experiencia para ver cómo podría hacerse, a través de estándares como BPM y BPMn, conociendo enfoques metodológicos, organizativos, asesorías y financiamiento para adecuación de las empresas.

Autores: Comité de Voceras y Voceros de Tecnologías de Información Libres.

Mariángela Petrizzo
Nerissa Aguilera
Stephenson Prieto
Elías Cisneros
Octavio Rossell
Luis Ernesto Rivero
Ernesto Cabrera
Luigino Bracci
José Leonel Subero
Peter Blanco
Joan Espinoza

Comunicado de la Comunidad de Tecnologías Libres en Venezuela

Son momentos comprometidos, momentos de brasas, momentos de andar en cuidado de todo lo más radical y vital.

Y en estos tiempos en los que todxs somos comunicadores de un mensaje, miembros de la Comunidad de Tecnologías Libres y Conocimiento Libre de Venezuela han acordado el siguiente documento. (Texto de la noticia tomada del portal del Ministerio para el Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Innovación)

Comunidad de Software, Hardware y Cultura Libre manifiesta su apoyo al presidente Chávez

Quienes suscriben el documento afirmaron que se encuentran en unidad plena, respaldando totalmente las medidas necesarias y las personas designadas por el Presidente para defender la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano

El Presidente Chávez es un firme promotor de las herramientas basadas en tecnologías libres (Foto: Prensa Presidencial)
Publicado el 09/01/2013.

La comunidad venezolana de Software Libre, Hardware Libre, Cultura Libre y Conocimiento Libre manifestó a través de un comunicado su deseo de pronta recuperación del Presidente Hugo Chávez Frías.

Los miembros de esta comunidad, integrada por informáticos, cultores, programadores, tecnólogos, y activistas digitales, expresaron que su clamor se une al de millones de familias venezolanas, quienes gracias al máximo líder de la Revolución Bolivariana ahora tienen en sus manos los medios de producción.

“Nos unimos a aquella madre soltera que llora de la alegría al ver a su hija crecer y aprender usando una Canaimita; a aquel joven con discapacidad que algunos hacían sentir inútil, pero que hoy puede desarrollar todas sus capacidades en una universidad pública o en un Infocentro, o a aquella dulce señora de un pueblo apartado, que sin importar su edad, puede navegar por Internet y usar su celular como si fuera una adolescente”, refiere el texto.

A continuación el texto íntegro del documento

COMUNICADO:

MIEMBROS DE LAS COMUNIDADES DE SOFTWARE LIBRE, HARDWARE LIBRE, CONOCIMIENTO LIBRE Y CULTURA LIBRE, POR LA RECUPERACIÓN DEL PRESIDENTE HUGO CHÁVEZ

Nosotras y nosotros, miembros de la comunidad venezolana de Software Libre, Hardware Libre, Cultura Libre y Conocimiento Libre, manifestamos mediante este documento nuestros profundos deseos por la pronta recuperación del Presidente Hugo Chávez, persona que hace 14 años se convirtió en el líder visible e indiscutible de un país que desea desarrollar su propia ciencia y tecnología, rescatar su cultura y su soberanía, y lograr su nueva Independencia, orientándonos a una nueva concepción de Estado Comunal, solidario y revolucionario.

Nuestro clamor se une al de millones de familias que, gracias al Presidente Chávez, han sido capaces de descubrir que no vinieron al mundo sólo para servir a los grandes capitales y a trabajar como mano de obra barata para aquellos que tuvieron la fortuna de heredar los grandes medios de producción. Nos unimos a aquella madre soltera que llora de la alegría al ver a su hija crecer y aprender usando una Canaimita; a aquel joven con discapacidad que algunos hacían sentir inútil, pero que hoy puede desarrollar todas sus capacidades en una universidad pública o en un Infocentro, o a aquella dulce señora de un pueblo apartado, que sin importar su edad, puede navegar por Internet y usar su celular como si fuera una adolescente. Personas que lloraron el pasado 8 de diciembre de 2012, así como lo hicieron aquel otro 30 de junio de 2011; que ven a Chávez como un hijo, como un padre, como un hermano, como un familiar más; y que se aferran a su fe, así como también lo hacen hasta los ateos y agnósticos, con la plena confianza de que el Presidente Hugo Chávez se recuperará para liderar este proceso por muchos años más.

Estamos en unidad plena, respaldando totalmente las medidas necesarias y las personas designadas por el líder de este proceso para defender la voluntad mayoritaria del pueblo venezolano, expresada el 7 de octubre y reafirmada contundentemente el 16 de diciembre.

Quienes quieran violar la Constitución y el mandato popular, se toparán con un pueblo organizado y en las calles, presto para defender a Su Presidente, su Revolución y los logros pasados, presentes y futuros.

¡Que Viva Chávez! ¡Chávez somos todos!

Suscribimos:

Rafael Rico Ríos, Luigino Bracci Roa, Peter Blanco, Ulises Marín, José Leonel Subero Gamarra, Jaime Ernesto Mora Muñoz, Mariángela Petrizzo Páez, Nerissa Aguilera, Sandra Parra, Luis Ernesto Rivero Montes, Feijoo Jiménez, Damian Fossi, Simón Luis Rivero López, Alexis Anteliz, Carla Carolina Gómez Flores, Leandro Rabindranath Leon, Colectivo NodoLibre, Juan Blanco, Eduardo Parra Istúriz, Augusto Dávila, Carlos Jesús Reyes Monserrat, Joan Espinoza, Nelson Castillo, Dionis Hernández, Carlos M. Salazar Velasquez, Lenin López, Angélica Delgado, Octavio Rossell, Manuel Tovar, Luis Alfredo Cordero López, Rolando German Ferrer Perez, Rodrigo Rodriguez, José G. Jiménez S., Edward Alejandro Medina, David Hernández Aponte, Aristóbulo Meneses, Francisco Palm, Carlos Alejandro Guerrero Mora, Walter Silveira, Leonardo Alviarez, Roso Grimau, Carlos Fernández La Rosa.

Venezuela aprueba estandares de documentos

Noticia publicada en Rebelión

Venezuela aprueba estándares libres para sus documentos

El Estado venezolano avanza en la conformación de un marco normativo en materia de Tecnologías de Información (TI). Este jueves 29 de enero de 2009 fueron publicadas en la Gaceta Oficial Nro 39.109 las primeras tres normas técnicas promovidas por el Centro Nacional de Tecnologías de Información (CNTI), aprobadas por el Ministerio del Poder Popular para las Telecomunicaciones y la Informática (Mppti).

A partir del momento de esta publicación, el uso de los formatos de archivos ODF y PDF, así como las características mínimas de los portales web de la Administración Pública (AP) cuentan con el soporte jurídico que garantizará la gobernabilidad de las TI en la AP.

Para la conformación de estos parámetros técnicos en el ámbito informático, el ente adscrito al Mppti realizó Mesas Técnicas de Normalización y un proceso de consulta pública, donde se promovió la participación ciudadana en la gestión gubernamental, con la actuación de los integrantes del Ecosistema Tecnológico Nacional (comunidades organizadas, unidades productivas, Industria Nacional de TI, Comunidad de Software Libre, especialistas independientes e instituciones gubernamentales).

El formato ODF para archivos de documentos editables en procesador de texto, hojas de cálculos y presentaciones, así como el PDF -correspondiente a archivos de documentos no editables- que servirá para preservar los contenidos de los documentos generados en forma electrónica, se promueven para dar fiel cumplimiento al Decreto 3.390 que establece el uso prioritario del Software Libre desarrollado bajo estándares abiertos en el sector Gobierno.

En cuanto a los portales de internet se proponen requisitos mínimos para el desarrollo, implementación y producción de las páginas web gubernamentales (consideraciones de navegabilidad, diagramación gráfica, meta etiquetas, políticas de seguridad, juego de caracteres, lenguaje script, hoja de estilos en cascada y versión de HTML).

NOTA PROPIA: Habrá que examinarlos con lupa, pero el esfuerzo no deja de ser importante.

Reblog this post [with Zemanta]